martes, 23 de enero de 2018

PROYECTO QAJAQ GROENLANDÉS TRADICIONAL





Recientemente  en 2017, se ha creado por un grupo de entusiastas y amantes del Qajaq al uso y estilo tradicional, una asociación de qajaq Tenerife con el ánimo de difundir y disfrutar en la zona de este tipo de construcciones y usos. Los que lo apoyamos disfrutamos tanto con la construcción de los mismos como con la práctica y aprendizaje  de rolling en sus diversas modalidades. Practicando se va aprendiendo poco a poco este arte milenario y por supuesto se disfruta en toda su amplia gama de actividades además de difundirlo. Como no puede ser menos, nos hemos decidido a construirnos un qajaq a medida de cada palista, un tuilik para el invierno y palas tradicionales groenlandesas a medida personal todo poco a poco y a su tiempo.

Este proyecto adaptado a mis medidas antropomórficas me ha quedado a 570 de eslora y 49 cms. de manga con un peso aproximado de 15 kg. Está pensado para la práctica de rolling y pensamos revestirlo de nylon balístico y barniz en próximas fechas.

Al ser nuestro primer trabajo de este estilo siempre se va con dudas pero con el trabajo poco apoco vas cogiendo confianza y el resultado es bastante bueno y resistente. Yo que estaba acostumbrado a realizar los trabajos en strips y los híbridos de Tom Yost, desconfiaba de la robustez de los tradicionales con ligadas  pero el resultado me ha sorprendido por su ligereza y fortaleza, las cuales no desmerecen para nada a los anteriores con la ventaja de que están hechos a tu medida y para el uso al cual lo destinas.

Se han consultado diversos manuales, desde el tradicional de H.C. Petersen ( muy interesante y más que suficiente para construirse uno) hasta blogs de constructores diversos, resultando una mezcla de todos un poco pero sin salirse del modelo tradicional. Al no disponer en la zona del cedro adecuado, ligero y resistente se ha optado por el pino radiata para las bordas y roble para las costillas, resultando aceptable el resultado de la estructura la cual paso a describir.

Rebajando las bordas en los extremos  para evitar la típica joroba


Unos cortes y a formón de paso quitamos algún nudo indeseado.




Colocando las plantillas  con la manga a medida y alineando el centro

Las plantillas centrales abren y las del extremo cierran la proa y popa
debiendo definir la forma de la estructura a nuestro gusto o estilo de qajaq.


Con una plantilla para las cajas de los baos se trabaja mejor que a ojo porque nos da el ángulo adecuado a
la espiga del bao. Naturalmente hay que medir antes su posición y número.


Se repasa con formón y lima y listo.



Presentando baos o travesaños.



Ajustando la unión de las bordas

Baos o travesaños presentados


Amarre con cuerdas para fijarlos un poco y ver el resultado aproximado.


Ligaduras de los baos
Al principio utilicé nylon que yo mismo enceraba pero encontré
tendón artificial  en la web (ebay o amazon) y lo cambié por ser mejor y más fuerte
con un buen resultado general.

  




Alinear bien el centro de la estructura con un hilo tenso que pase por
el centro de los baos

Presentación de la plantilla para la unión de la roda y codaste.

Plantilla para la Roda y Codaste


Una vez realizado el corte a lo que serán las puntas se presenta la quilla
para ver el ángulo que tendrán y marcar el corte.


Yo prefiero unas lineas bien afiladas en la proa y popa con lo que
el ángulo será agudo que hay que definir por el constructor.





Vista general de la forma  que siempre se podrá retocar después un poco.

Alineado de proa y popa.



Modelos de cajas e vapor para curvar las costillas

El modelo de la lata es suficiente para curvar las costillas
con 15 mnts sobra aunque siempre hay que hacer pruebas.
No se necesita una gran cantidad de vapor aunque si continuo.

Mi caja de vapor, más que suficiente.

Latiguillo o flexible de agua servirá perfectamente.

Cualquier recipiente metálico con tapa y salida del vapor nos servirá,
no hace falta comprar una vaporetta ni nada parecido.
Con 10-15 mnts de tiempo sobra para curvar las costillas.

Desagüe del agua condensada mediante un agujero de unos 3 mm
al final del tubo. 

He optado por presentar la quilla a la altura deseada y colocar
las costillas en su lugar correspondiente por dentro y con
pinzas para que mantengan la forma.

Al no tener experiencia, no me fiaba de hacerlo a ojo y el método
no es del todo malo porque vas viendo la forma en su lugar.


Luego se recorta el sobrante y ya está en su sitio. No hay que
esperar la perfección absoluta en las curvas, más bien de manera aproximada.


El aceite de Tung, ideal parea proteger la madera.
Tres manos bien dadas para que penetre bien el aceite.



Con unas cuerdas se ve la separación entre costillas y stringers
de manera aproximada en caso de alguna modificación.

Se observa la pequeña joroba en la quilla a popa a modo de mínima orza
para que mantenga un poco el rumbo.

Rebaje para tapa de unión entre largueros y Roda.





Posteriormente se ajusta y lija.

Preparando la plantilla del Masik.
Más alto o bajo según la postura del ocupante, en mi caso
un poco alto por comodidad de entrada y salida.

Preparando las varillas que darán forma a la cubierta.
En mi caso a tener un pie grande he tenido que subirlas
un poco o me tocaban los dedos en la tela y me presionaba los pies.


Presentando la bañera para observar la forma.

Vista del Masik con el calamuslos que va delante

Aro de la bañera , esta vez con plantilla y a su medida, queda
más exacto, ligero y bien acabado.
Cuando se tienen algunas vueltas encoladas, se pueden añadir tiras
 por dentro del aro para que no ensanche mucho exteriormente.